MOSCÚ

Imágenes de mi paso por la capital
Rusa.
Ciudad sorprendente, enorme, con un sistema de metro puntual y muy dinámico para mover la población 10 millones de personas.
La gente se muestra muy dispuesta a entendernos, el ingles es poco hablado en Moscú, y es muy común terminar comunicándose con señas con la gente de la calle.
Si decides viajar en enero, como en mi caso, las temperaturas en la calle son de -5°C a -25°C.
Prepararse mentalmente es muy importante, hace frió y no se va.